San José

Esposo de la Virgen María, padre adoptivo de Jesús. “El servidor fiel y solícito, a quien el Señor puso al frente de su familia”. José es para nosotros modelo de creyente.
Su fe se nutre -como la de María- de la observación de todo lo que veía en Jesús, meditándolo en su corazón.

Desde 1946,  fecha de la primera piedra hasta 1954, fecha de la inauguración y bendición de la iglesia, pasaron ocho años de proyectos, ilusiones y esperanzas, que, con el esfuerzo común de feligreses y colaboradores, hicieron posible la construcción de esta iglesia, de estilo renacentista, inspirado en modelos netamente españoles. La capacidad superficial útil de la iglesia, según el proyecto del Sr arquitecyo D.Enrique R. Bustelo, es de 966 metros cuadrados.

El presupuesto de las obras de la iglesia, ascendió a tres millones y medio de pesetas y en ellas trabajaron ochenta y un obreros: albañiles, carpinteros y peones.

Treinta y ocho años después de la inauguración se emprenden las obras de reparación y limpieza de la iglesia. La iglesia de San José, de Gijón, es un edificio  singular, enraizado en la vida de la ciudad, punto de referencia urbanístico y situado en un lugar estratégico, como es el comienzo de la principal vía de comunicación asturiana (autopista Y).