Antigua iglesia

El primero de Octubre de 1889 comienzan los trabajos de la preparación del terreno de la antigua (que no la actual) iglesia San José de Gijón, colocando la primera piedra el Obispo Martínez Vigil el 20 de Abril de 1890, dominica del Buen Pastor.

A la ceremonia de inauguración asistieron el clero de la ciudad, el Ayto., autoridades civiles, militares y unas 10.000 personas. Se dio la característica circunstancia de que en la celebración también hubo 6 obispos, asturianos todos, entre ellos el Cardenal Ceferino González, Arzobispo de Sevilla y 4 de ellos además frailes dominicos.

Tras la colocación de la primera piedra, las obras de este templo avanzaron con bastante rapidez si miramos a sus dimensiones y nos fijamos en la escasez de recursos económicos. Por eso en su terminación rebasó ampliamente el año 1896, en cuyo día de San José que el templo fue inaugurado y consagrado, aunque la torre y las naves que se aprecian en las fotografías son ampliaciones posteriores.

Crónica de José Barrado Barquilla, del libro Fray Ramón Martínez Vigil, O.P. (1840-1904), Obispo de Oviedo, Volumen 11.

Los cambios políticos y la falta de recursos económicos hace que las fases de terminación del templo se vayan retrasando año tras año. En 1933 se logra terminar con mas pena que gloria la torre de la iglesia, aunque las celebraciones multitudinarias de otros tiempos quedan ya lejos.  A pesar de darse por terminada, queda a criterio de la providencia el poder en un futuro ornamentar la iglesia de una manera adecuada, instalar vidrieras, campanas, y ensanchar sus naves laterales.

Ya en plena contienda nos encontramos con una iglesia muy deteriorada en la que podían verse las cicatrices del paso de la guerra. Poco tiempo después se procede a la demolición del edificio quedando en un momento reducido a escombros aquello que con tantos esfuerzos, desvelos y años costó levantar.

La nueva iglesia

El 5 de Agosto de 1938 ya se constituye por parte del ayuntamiento una comisión especial con el fin de reconstruir la iglesia parroquial de San José, pero los problemas económicos y la búsqueda de un nuevo emplazamiento para la iglesia retrasan el comienzo de las obras.

En 1946 comienzan las obras de lo que será la nueva iglesia San José con un presupuesto de tres millones y medio de pesetas, y que se inauguraría el 7 de Noviembre de 1954. En sus andamios llegaron a trabajar un total de 81 obreros entre albañiles, carpinteros y peones.

Es obra de Enrique Rodríguez Bustelo, y fue levantada en estilo neobarroco.​ A pesar de su aspecto historicista, en su construcción se utilizaron materiales modernos: hormigón armado y cerámica cubierta de plomo en la bóveda central, piedra artificial en los recubrimientos.

Durante las primeras semanas de la Guerra Civil, y hasta su derribo en agosto de 1936, el templo fue utilizado como cárcel provisional por el bando republicano. El 14 de agosto, como represalia a los bombardeos de la aviación rebelde que tuvieron lugar ese mismo día, un grupo de prisioneros fueron llevados en camiones hasta el cementerio de Jove para ser fusilados.

En septiembre de 1971 un grupo de aproximadamente trescientos jubilados, entre los que se encontraba el escritor Mánfer de la Llera, se encerraron durante nueve noches en la iglesia reivindicando unas pensiones dignas.4​ Pese a contar con el apoyo de los clérigos, fueron desalojados violentamente por la policía.